Pedra da Ucha

En esta parada son frecuentes las acumulaciones de rocas que aparecen de forma aislada y totalmente aleatoria. Estas formas, típicas en materiales magmáticos, se denominan domos y son afloramientos de rocas, en este caso ortogneises, que se preservaron mejor de la erosión que otras partes del macizo rocoso. Esto se debe a que las rocas de esta zona están muy fracturas, pero quedan lugares donde la rotura es menos intensa y la erosión se ralentiza.

Ermida Virxe das Neves

Este mirador natural permite observar con gran claridad uno de los elementos geomorfológicos más destacados del oeste de Galicia, la llamada Fosa Meridiana. Esta fosa o graben es una depresión originada por el movimiento tectónico de bloques fracturados, en este caso un bloque bajó (fosa) y los contiguos subieron (horst) debido a la formación de los Alpes, que afecta de manera muy significativa a la configuración del Macizo Galaico. Este promontorio montañoso está formado de ortogneises que, por un desgaste menor, resalta en el paisaje.

Galiñeiro Sur

Desde lo alto de Galiñeiro Sur o también conocida como “Lomba da Zorra” se tiene una excepcional vista panorámica de toda la Serra do Galiñeiro, Val Miñor, valle del río Louro, ría de Vigo y norte de Portugal entre otros lugares. Así mismo existen varios ejemplos de erosión por gelifracción, es decir, la fracturación producida por la congelación de agua. Un proceso que fue más intenso durante de la última glaciación, hace aproximadamente 50.000 años, y que en estas montañas se ve en forma de canchales o acumulaciones de rocas sueltas.

Fonte das Pedras

En general, los afloramientos de los paragneises, que rodeada a la Serra do Galiñeiro, no son buenos. Sin embargo, en este lugar es posible ver los paragneises con mucha facilidad. Estas rocas en origen eran sedimentos fangosos que estaban en el fondo de mar, cuando Galicia se encontraba en el hemisferio Sur. Después el movimiento de las placas tectónicas hace que viajen hasta su ubicación actual y el incremento en la presión y temperatura las convierte en las rocas que son a día de hoy.

Mina Santa Marina

Esta explotación minera se encuentra en la zona de contacto entre paragneises y granitos, para el aprovechamiento de una pegmatita rica en feldespato. Una pegmatita es una roca originada a partir de un magma (normalmente granítico) en la que se forman grandes cristales, que en ocasiones pueden tener varias toneladas de peso. En el caso de esta mina junto con el feldespato hay también berilo, cuarzo y moscovita, además de varios minerales de gran interés científico, en especial por su rareza.

Pista Galiñeiro

En los pequeños cortes de esta pista que asciende a O Galiñeiro se hallan numerosos filones de cuarzo que cortan a los paragneises. Unos filones que son el resultado de la circulación de aguas calientes (termales) a través de las rocas, su posterior enfriamiento hace que cristalice el cuarzo. Entre los filones y los paragneises se forma también turmalina, un mineral de color negro y de aspecto prismático. En este mismo lugar se encuentra el contacto entre paragneises y ortogneises, visible en el paisaje dado que viene marcado por la aparición de bolos y penedos de ortogneises.

Caldeirón

La erosión sobre los ortogneises de O Galiñeiro genera un paisaje de bolos, semejante al de los granitos tanto en origen como en morfología. En lugares como éste se puede contemplar la importante acumulación de muchos de esos bolos por desprendimientos desde las partes altas de la sierra, es lo que en geología se conoce como “caos de bolos”.

Subscribe to Gondomar