Garaje y economato

Se continúa por la senda que sale a la izquierda y baja al río y tras recorrer 140 m se vadea, si el caudal lo permite (o bien 60 m más adelante) para ascender a la carretera donde se encuentra el garaje y economato. Si no puede vadearse, se recorrerán otros 660 m para llegar al puente sobre el río Deza y tomar la carretera hacia el norte, en sentido Porto Martín y Ameixedo, hasta encontrar, a 800 m, los restos de los garajes y economato a la izquierda de la carretera. Son dos construcciones anexas, ya sin techo, hechas con mampostería de esquistos en seco.

Taller y almacén

Volviendo a la bifurcación se asciende por la senda hacia la Mina da Corza, recorriéndose 450 m hasta llegar a las ruinas de un edificio de 20 x 5 m, con 5 dependencias. Era un taller y almacén de material (Fig. 15), de una sola planta hecha con mampostería en seco, y ya sin techumbre.

Polvorín

Se deshace lo andado, descendiendo hasta el puente sobre el río Deza y allí se recorre la carretera unos 200 m en dirección a A Trigueira para, antes de llegar a Cabana, ascender a mano derecha. A 60 m aparece la pequeña construcción del polvorín (Fig. 17) de 3 x 3 m de planta y poca altura, de mampostería de esquistos en seco, ya sin su tejado a dos aguas. A 70 m al SSE, existe otra pequeña construcción, de no más de 2 x 2 m, sin techo, que quizá fuera también polvorín. Volviendo a la carretera y continuando 500 m por ella, se alcanza el punto de partida en A Trigueira.

Casa das minas

Punto de partida y final del recorrido, en A Trigueira. En estas casas (Figs. 1 y 2) vivían los obreros de las minas. Han sido rehabilitadas como apartamentos de turismo rural. Parecen mantener la estructura y aspecto exterior. Están hechas con mampostería colocada en seco, sin aparente trabazón en el exterior. Son tres edificios adosados, con tejado a dos aguas. La longitud total del conjunto es de unos 45 m y su anchura de unos 5 m. De la parte sur de estas casas y ladera abajo, se ha habilitado una senda con baranda de madera.

Antiguo lavadero

Algo más abajo están los dos depósitos cilíndricos del primer lavadero de esta mina (Fig. 6). Tienen un diámetro de 2,5 m y 0,8 m de profundidad. Por la parte de arriba quedan los restos de una construcción rectangular de 12 x 6 m, con dos dependencias, ahora sin techo. Debajo de ésta se observan restos de un muro de mampostería y al lado otro con una puerta, cuyo interior, de 4 m de diámetro y 2,5 m de altura, tiene aspecto subcircular y abovedado. Podría tratarse de un horno o un almacén (Fig. 7).

Galería del lavadero

Desde la central hidroeléctrica, se recorren 350 m por una senda que se dirige hacia el SE, a la zona de las minas, llegando a una bifurcación donde unas flechas de madera indican a la izquierda el lavadero y a la derecha la Mina Corza. Tomando la senda hacia el lavadero, a 80 m hallamos una bocamina en el talud derecho del camino, con una pequeña cámara inicial, seguida de una galería de 1,5 m de ancho por 3 m de alto (Fig. 12). En el inicio, la galería sigue un filón de cuarzo lechoso.

Lavadero moderno

50 m después de la bocamina, se ven los restos de una máquina y la primera construcción de la zona del lavadero, un depósito de mineral (Fig. 13). Tiene unos 4,5 m de altura y 5 m de fachada. Los muros están hechos con mampostería en seco. En la parte superior tiene restos de una chapa de hierro inclinada (Fig. 14), que podría corresponder a la tolva de entrada del mineral. En el arroyo hay un pequeño salto de agua que tendría una derivación para el lavadero.

Mina da Corza

340 m más adelante se localiza la bocamina principal de la mina da Corza (Fig. 16), de 2 x 2 m de sección: Era una mina en pegmatitas que encajan, como en toda la zona, en esquistos paleozoicos. En su entorno se ven otras labores superficiales que siguen las direcciones de los filones mineralizados y sus transversales, para cortarlos.

Mina A Trigueira

Inmediatamente por encima del depósito se ve una zona lineal de excavaciones, que termina en un socavón de escasa sección (Fig. 5), que comunica con una galería.

Central eléctrica

Se cruza el Deza y se le bordea 120 m hacia el sur para llegar a los restos de la presa y de la central hidroeléctrica (Figs. 9 y 10). Aquí se generaba la energía hidroeléctrica para el servicio de las minas y de la aldea de A Trigueira, que dispuso de luz eléctrica antes que Lalín. Desde la presa al edificio de la central quedan los vestigios del canal de derivación de hormigón. El edificio tiene 11 por 7 m, una sola planta abuhardillada de 6 m de altura. El tejado a dos aguas ha desaparecido.

Subscribe to Wolframio, Estaño