Corta

Las labores de esta mina alcanzan los 880 m de longitud en sentido NO-SE, prolongándose casi hasta el río Lor. En el frente noroccidental existen galerías de exploración y de minado en la misma dirección que los filones principales y la estructura. También se observan, en el frente suroccidental, trincheras y galerías transversales de exploración, siguiendo los filones cortantes secundarios. Un canal de desagüe drenaba las aguas sobrantes de la explotación hacia el río Lor. Se aprecian acumulaciones de estériles orientadas NO-SE para no provocar la retención de las aguas.

Otras explotaciones romanas

Desde el final de la pista de llegada al sendero de A Toca, puede observarse, unos 850 m hacía el NO, la explotación también romana de Monte Barreiro. Tiene unas dimensiones .de unos 225 m de largo por una anchura media de 70 m, con una profundidad de unos 15 m. Quedan los restos de un canal de abastecimiento y de un depósito de explotación. La vegetación dificulta apreciar esta explotación, descrita por Luzón Nogué y Sánchez Palencia Ramos (1980).

Canales de explotación

En la cabecera del talud suroriental de la explotación se adivinan, al menos durante 60 m de su traza, dos canales por donde se conducía el agua hasta la explotación. Los describe en detalle Álvarez Núñez (1994): tienen unos 3 m de ancho y algo más de un metro de profundidad.

Depósitos o stragna

En la explanada o umbral donde termina la pista de acceso a la mina, se situaba un depósito regulador, uno de cuyos lados estaba excavado en la roca del sustrato, habiendo desparecido los restantes muros que lo cerraban. Al NO de la cabecera del talud de la corta se aprecia una zona algo deprimida de 80 x 20 m, con eje mayor orientado en dirección NO-SE, que sería el resto de un depósito de explotación. El dique oriental estaba excavado en el sustrato, mientras que los restantes son de piedra y cascotes del desmonte.

Subscribe to Folgoso do Courel