Casa de las Máquinas

40 metros al NO de la anterior, data de 1925 y consta de un cuerpo para los transformadores y un altillo para los interruptores automáticos. En continuidad se encuentra la sala de compresores, de una sola planta y con el tejado parcialmente desaparecido. Los muros son de mampostería cuarcítica, trabada con mortero de cemento.

Bocamina "Don Federico"

De los numerosos pozos y bocaminas existentes pueden visitarse sin peligro las bocaminas de la galería "Juana" (transversal al que iban a parar las producciones de varias galerías y pozos), “Don Federico”, “Transversal 10N” y “Transversal 11S“. Tienen secciones de 2 x 2 metros. Las bocaminas están cerradas por un muro de hormigón con puerta de reja metálica, ausente en la “10N”.

Casa del Facultativo

Su interior y aspecto externo se han modificado por los actuales propietarios, aunque no así su estructura. Está construida en piedra trabada con mortero de cemento.

Canales de explotación

En la cabecera del talud suroriental de la explotación se adivinan, al menos durante 60 m de su traza, dos canales por donde se conducía el agua hasta la explotación. Los describe en detalle Álvarez Núñez (1994): tienen unos 3 m de ancho y algo más de un metro de profundidad.

Explotación aurífera de Montefurado

Se observa desde el mismo pueblo de Montefurado, con casas excavadas en el depósito del Mioceno, y desde el cual puede verse el paisaje minero tipo médulas que ha dejado la explotación del depósito en el que se asienta.

Otras explotaciones romanas

Desde el final de la pista de llegada al sendero de A Toca, puede observarse, unos 850 m hacía el NO, la explotación también romana de Monte Barreiro. Tiene unas dimensiones .de unos 225 m de largo por una anchura media de 70 m, con una profundidad de unos 15 m. Quedan los restos de un canal de abastecimiento y de un depósito de explotación. La vegetación dificulta apreciar esta explotación, descrita por Luzón Nogué y Sánchez Palencia Ramos (1980).

Bocamina de galería

Se encuentra a media ladera, justo por encima del acceso al área de descanso, unos 50 metros al NO de la boca oriental del túnel principal. En su interior hay unos escalones labrados en la roca y se curva poniéndose casi vertical, con agua estancada en el fondo. Puede tratarse de una labor romana auxiliar del túnel, que llegaba al nivel del río.

Corta

Las labores de esta mina alcanzan los 880 m de longitud en sentido NO-SE, prolongándose casi hasta el río Lor. En el frente noroccidental existen galerías de exploración y de minado en la misma dirección que los filones principales y la estructura. También se observan, en el frente suroccidental, trincheras y galerías transversales de exploración, siguiendo los filones cortantes secundarios. Un canal de desagüe drenaba las aguas sobrantes de la explotación hacia el río Lor. Se aprecian acumulaciones de estériles orientadas NO-SE para no provocar la retención de las aguas.

Túnel de Montefurado

Debido a los posibles desprendimientos, no es aconsejable acercarse a sus bocas. Puede observarse desde el área de descanso situada en su boca NE, en la que el Ayuntamiento de Quiroga ha colocado paneles informativos y un monolito conmemorativo de la construcción del túnel. El pasadizo original, excavado en esquistos y pizarras oscuras del Silúrico, tenía 110 metros de largo pero los hundimientos han reducido su longitud a unos 62. Tiene 17 metros de alto y 19 de ancho. Desde el área de descanso se ve también el meandro desecado, objeto de la explotación romana.

Subscribe to Lugo